El gran día había llegado. Había dormido poco pero muy bien. Me levante sin nervios pero con una
sensación rara, ¡por fin era 14 de julio! ¡por fin había llegado la boda! nuestro gran día estaba ahí.
Pase corriendo a casa de Toño, estaba tan emocionada que tenía que verlo, me puse lo primero que
pillé y estuvimos desayunando y viendo el último encierro de los San Fermines juntos. Fue guay.
Volví a mi casa y según andaba por la calle pensaba, la próxima vez que pise este suelo será vestida
de novia y esa frase y pensamiento me produce nervios hasta a día de hoy. Algo mágico.



Según estaba en mi portal ví como mi madre dejaba todo decorado como de cuento, todo mi portal
estaba lleno de eucaliptus fresco, el olor abría los pulmones, está planta siempre me recordará a la
boda, la iglesia también tenía un camino hasta el altar de eucaliptus el cuál refrescaba el ambiente.

Enseguida empezamos a preparar, yo me estaba rizando el pelo mientras mi madre se peinaba,
(tenía la suerte de tener a la mejor peluquera en casa) pero tenía que adelantar un poquito y como
mi madre me ha peinado tantas y tantas veces nos compaginamos bien. Seguido nos pusimos con
el maquillaje. Primero mi madre y luego yo. Os recomiendo que sí podéis hacerlo tengáis servicio
de maquillaje y peluquería en casa ese día, es algo que encarece el presupuesto pero es muy 
agradable no tener que desplazarte ese día y estar tranquila disfrutando de cada segundo.


 Mis zapatos fueron un dolor de cabeza. Llevé tres calzados para todo el día, principalmente
porque un mes antes me había hecho un esguince y todavía tenía el tobillo muy débil por lo
que ese día necesitaba tener muchas opciones por si me molestaba, que me molestó pero con
la emoción y las ganas el dolor se anula os lo aseguro. Eso sí al día siguiente duele y mucho.



Respecto al ramo tenía muy claro lo que quería. Sabía que tenían que ser peonías blancas, es mi
flor favorita y a parte me parece muy especial por lo tanto tenían que ser protagonistas en este 
día. Lo combiné con eucaliptus platyphylla y mini rosas blancas. El ramo era bastante grande
y pedí que me lo dividieran en dos partes para poder entregárselo a dos grandes personitas.


Para las alianzas tenía claro que quería una estructura geométrica en color oro, estuve buscando
y buscando durante un año y de pronto dí con esta en Primark, le quité la foto que llevaba entre
cristal y cristal en la base y le metí hojas de eucaliptus seco. Luego coloqué una rama para colgar
los anillos y la pegué a los cantos con un par de puntos de silicona. Al dar el si quiero cortamos
la ramita que como estaba seca estaba chupado y me parece que quedó perfecto. Muy original.





Para mi vestido y complementos tengo preparado un post muy especial en el que os contaré todos
los detalles para que podáis ver cómo lo confeccionamos todas las partes y como fue el proceso.
Os adelanto que para rematar el vestido diseñe esta preciosa capa de tull con pedrería en la espalda.





Estas sandalias de lodi fueron las principales, buscaba un zapato que fuera cañero, siempre 
había pensado casarme con los rockstud de Valentino pero cuando me los probé no me 
parecieron tan especiales como los había imaginado, y y además se me había metido en
la cabeza llevar sandalias por lo que estas fueron la mejor combinación que encontré.
La opción más cómoda y que recomiendo sí o sí son las alpargatas que me hicieron en
Casa Alfarounas alpargatas originales, modernas y que no tenían nada que ver con
las alpargatas cursis que suelen ponerse muchas novias. Estás tenían personalidad y
mucho estilo. Os dejaré foto en siguientes post pero por mi instagram las tenéis aquí.



Mis amigas esperaban en el portal ansiosas por subir a verme, yo me asonaba locamente de vez en
cuando y les hacía rabiar, estaba muy tranquila pero muy emocionada y no podía pasar quieta.
Mi idea es que me vieran ya vestida de novia pero cambié de opinión en ese preciso momento,
¿Qué sentido tenía tenerlas abajo pudiendo compartir el momento de vestirme con ellas? Así que
lance un grito y les dije ¡Chicas para arriba! y las fotos que hay de cuando me vieron lo dicen todo.





Juntas me vistieron y fueron colocando cada detalle del look. Es verdad que el vestido no se ve igual
colgado que puesto, pero ellas pudieron verlo de las dos formas y sobre todo, pudieron sentir la magia
de ese momento. Me parece lo más acertado sí sabes que vas a estar tranquila, porque ese día hay que
saborear cada momento y cada instante porque el día pasa muy rápido y lo peor de todo, no vuelve.





Cuando ya estaba vestida llegó mi abuela, mi tía y mi primillo David, no olvido su cara cuando me vio vestida, a todos se les iluminó la cara pero es que a el la expresión de sorpresa no se le quitaba
de la cara. Fueon unos momentos muy mágicos que nunca olvidaré. Mi abuela estaba radiante.







Mi madre fue la encargada de peinarme en mi gran día. Hicimos muchas pruebas y hasta el mismo
día de la boda no decidimos que recogido iba a llevar, estábamos entre dos que nos gustaban mucho,
pero ambos del mismo estilo. Quería algo desenfadado pero elegante y romántico como el vestido.
A última hora colocamos el tocado, una pieza fina y hecha a medida que les encargué a las chicas
de El vestidor de la novia en Zaragoza y que ejecutó a la perfección Pilar. Juntas elegimos las formas
los colores y la distribución de los elementos, tenía claro que quería flores de porcelana combinadas
con flor preservada y el resultado me pareció perfecto. No dudo en usarla para próximos eventos.





Mi hermano y mi padre estaban algo más nerviosos y revoloteaban por ahí en todo momento.
Hasta última hora no nos vestimos todos porque el calo que hizo ese 14 de Julio pegaba desde
plena mañana. ¡Qué gran día! Todo el mundo decía que hacía demasiado calor pero yo realmente
quería un día intenso de calor para que a la noche pudiéramos disfrutar del jardín sin un pelo de frío.







Mis amigas estaban radiantes, sí queréis podemos hacer un post de "las amigas de la novia"
para que podáis ver bien de bien todos su modelitos. ¿Os apetece? Dejármelo en los comentarios.
Mi madre llevaba un vestido muy fino y sobre todo especial. La verdad que cuando lo vio fue
amor a primera vista, no dudó en que era el que quería y hasta que no dimos con el no paramos.




Muy pronto nuevos post de la boda. Estoy organizando todo para daros el contenido ordenado.
Y ya os adelanto que habrá nuevos vídeos, los que hice para youtube os gustaron mucho.
Buenas noches

          



¡Buenas noches Bombones!

Volvemos por aquí con el post de los Domingos. Las cosas vuelven a encaminarse, y el blog
irá cogiendo poco a poco su ritmo habitual de antes de la boda. Ha sido un año de muchos
proyectos, muchas emociones que iremos soltando poquito a poco por aquí, pero mientras
tanto le damos a lo de siempre, looks chulos, moda, y todo tipo de contenido que crea que
puede parecer interesante y atractivo. Y el look de hoy ¡no me digáis que no tiene gancho!



El Otoño ha entrado y seguimos con temperaturas súper altas durante el día, es verdad que el sol
cae antes y las noches ya no son noches de julio pero por el día... seguimos en verano, por eso 
para estas fechas creo que los vestidos midi son un esencial perfecto. Te permiten ir fresca y 
cómoda para el día y con un look de transición. ¿Parece raro ponerse shorts en Octubre no?



El vestido es de una de mis webs de confianza, creo que calidad precio es una de las mejores
opciones online, ropa actual, vistosa y de tendencia a precios muy muy buenos. Podéis ver 
este y otros muchos vestidos monos aquí. Elige tu favorito para este otoño.






Vestido: Shein aquí/here
Sombrero: Menorca Life
Alpargatas personalizadas: Casa Alfaro

          










PEDIDOS
estademoda_marlafra@hotmail.com
Instagram / @marlafra