DÍA 1

Barcelona 14:00 h – 15:00h Roma
Autobús desde el aeropuerto: Terravisión (media hora a Termini aprox)
Precio 10 euros /persona ida y vuelta.
Alojamiento en la zona de Termini. Stelle di San Lorenzo. No lo recomendamos por localización, calidad precio y porque no es un hotel y se anuncia como tal.


Merienda - cena en una pizzería tradicional de la zona. Merece la pena perderse por callejuelas.
Fuimos a plaza España caminando desde el hotel, paseo agradable. Vistas muy buenas desde arriba de plaza España, ambiente muy bueno. Hay una terraza muy coqueta en la parte de arriba de la escalinata a mano derecha. Recomendable para pasar un buen rato en el atardecer. Luz muy bonita.

Mas tarde hicimos un Free Tour nocturno que lo contratamos el mismo día. Siempre nos gusta recurrir a este tipo de tours nada más llegar a las ciudades. Te ayuda a ubicarte y a conocer las partes más destacadas del lugar. Aunque este tour no visitaba los sitios más concurridos, vimos otros que nos encantaron como..


Plaza España
Vía Condotti (calle de las tiendas de lujo) escaparates llenos de creatividad y moda.
-        Vaticano. Era la noche antes de el domingo de resurrección. Puedes acceder a la plaza de San Pedro y pasear por ella. Estaba realmente bonita, llena de flores y había muchísima gente joven.
-        Castillo de San Angello. Un lugar con mucho encanto. Me gusto verlo de noche.
-     Puente Sant'Angelo. Con esculturas de los alumnos de Bernini. (Músicos callejeros, ambiente top)





DÍA 2

-          Desayuno hotel.

-          Coliseo (Sin visita) Se pueden coger los tickets allí mismo. Hay gente que te ofrece de todo.
-          Circo (La entrada de foro y circo vale para coliseo. Mejor cogerla en uno de estos dos porque     seguramente la cola sea la mitad) Esto la gente no lo suele saber y acude al monumento principal.

-       


Comida en Trastevere Restaurante Osteria Da Ziumberto recomendado por la Casera y ahora por nosotros, realmente comimos muy bien y fuera del ambiente turístico. Es bastante pequeño pero la comida merece realmente la pena. No hay pizza, es comida tradicional romana, pastas, carnes y ensaladas… Recomendable la ensalada de mozzarella de bufala y la pasta carbonara.

Tarde paseando por trastevere. Hay muchas heladerías monas y buenas perfectas para tomar un buen postre. También zumos naturales y batidos con terrazas coquetas.




Por la tarde noche fuimos a Piazza Navona a ver las fuentes y sus esculturas. También vimos Fontana di Trevi por primera vez. Serían las 22:00 y aquello seguía completamente abarrotado, pero al igual que me pasó con la Torre Eiffel la primera vez que la ví, el sitio me pareció mágico.
También fuimos a piazza Pópolo, súper buen ambiente, música y artistas callejeros, sitios para tomar una cerveza en terraza. Muy recomendable.





Cena por la zona de Termini camino a casa. En la misma estación hay varios sitios populares de comida rápida pero además también hay una parte dentro de la estación al más puro estilo de Mercado de San Miguel, con puestecitos de comida más gourmet, es caro para lo que te ofrecen, pero para cenar algo rápido merece la pena.



DÍA 3

Free Tour 10:30 de la mañana en Plaza España junto a la fuente de la barcaccia. Junto a la tienda de Dior. Visitamos los monumentos principales de Roma. Visita al panteón incluida con el guía del free tour. Es gratis entrar, solo hay que hacer la cola en el mismo momento. Va bastante rápido por lo tanto merece la pena.



Comimos en Trasteveré en Nanarella, un sitio que nos habían recomendado mucho y que por las opiniones en internet puntuaba bastante alto. Sin duda fue en el restaurante que más cola tuvimos que hacer y como resumen diría que comimos bien pero seguro que habrá sitios mucho mejores. No deja de ser una cadena de allí con fama… Cosas que recomiendo en el caso de comer aquí son las albóndigas con salsa de queso, estaban muy buenas y la ración es bastante grande a pesar de ser un entrante. No recomiendo las pizzas, pedí una y fue de las peores que comí y las ensaladas estaban buenas, pero mucho mejor en el que os comento que fuimos el primer día en la zona de Trasteveré mucho más tradicional y de calidad.


Se puso a llover bastante, así que decidimos reservar este ratito para conocer la zona comercial y hacer unas compritas Romanas.
También pasamos por la Fontana di Trevi y Piaza Navonna, esta todo cerca para ir caminando. 

Camino a casa, por una zona de mucho ambiente nocturno, terminamos cenando en un sitio que nos habían recomendado en el free tour por la zona de Monti. “Da Milvio” Via Dei Serpenti 7.
Pizzas muy ricas, buenos precios y un sitio con mucha historia. El dueño, ya mayor sigue a pie del cañón en su restaurante y se preocupa por todos sus clientes e intenta hacerte pasar un buen rato. En las paredes del local podrás ver infinidad de fotos con todos sus visitantes.


DÍA 4

Vaticano.

Gestión de entradas. Consejos:
Se puede coger una única entrada que engloba la mayoría de los recintos. Museos del Vaticano, capilla Sixtina + ingreso a la Básilica de San Pedro sin cola. El pase a esta iglesia es gratuito para todo el mundo, únicamente deberás hacer la cola que comienza en la plaza principal en la parte de la derecha. Aunque el pase a la parte más alta, a la linterna con las mejores vistas no está tarificada en el pase libre y tiene un coste de 10€.

Nosotros fuimos en Semana Santa y Roma estaba completamente abarrotado. No cogimos las entradas con anterioridad por lo que fuimos temprano he intentamos hacer la cola para coger las entradas comunes a un precio de 16 euros, pero fue imposible poder acceder de esta forma. Estuvimos en la cola dos horas y media y nos quedaban al menos otras dos o tres, era una verdadera pasada la gente que había. Durante vuestro intento de entrar mediante la tradicional cola veréis que hay multitud de empresas que os ofrecen el saltaros la cola e ingresar directamente con un grupo limitado y un guía del Vaticano que os explicará la visita. Nosotros terminamos decantándonos por esta opción puesto que el acceso era imposible.


Pagamos 42 euros por persona, el acceso es inmediato con un grupo de aprox 20 personas. Te dan unos cascos y el guía va explicando todo a través de su micro. La visita fue realmente espantosa, el guía va a toda mecha y solo te explica uno de los museos del vaticano parándose en las obras más relevantes. Su lengua era el portugués y no se le entendía nada, a parte resulto ser crítico con todo. No es agradable estar visitando algo con interés y emoción y que la persona que lo este explicando te desencante cada cosa. Muy poca profesionalidad para ser un guía del propio Vaticano. La verdad que esto es pura suerte, no vas a saber nunca con que tipo de guía te va a tocar. El nuestro se llamaba Martín por sí escucháis este nombre, salir huyendo.


La visita duró aproximadamente dos horas y la capilla Sixtina y basílica de San Pedro la vimos por nuestra cuenta ya que no estaba incluido en el tour cuando en un principio te guiaban por todo. Cosas que pasan con este tipo de agencias atrapa personas.

Dentro de la iglesia de San pedro hay un cementerio en su parte inferior. La verdad que a mi esta cosas no me gustan ni ver, pero me pareció curioso atravesar esa especie de pasadizos secretos y os lo comento por sí alguno le puede parecer interesante.


Contar con que el día que vayáis al Vaticano vais a invertirlo entero ahí. Nosotros terminamos alrededor de las 6:30 y acabamos paseando por la plaza de San Pedro que estaba preciosa llena de flores porque justo acababa de ser el Domingo de resurrección y estábamos en temporada de pascueta. Reconozco que no podía parar de repetir esta palabra. 😊



Por esta zona hay bastantes tiendas, a parte de las conocidas por todos también locales con bastante encanto y puede ser un buen punto final al día.
Caminamos hasta el centro porque hacía un día buenísimo. El tiempo en Roma casi siempre es más caluroso que en España, a ver depende de qué parte, pero nosotros fuimos en Semana Santa y hacía un calor de verano. Pasamos por el puente de Sant'Angelo uno de los más encantadores de Roma, Le Château et le pont Saint-Ange junto a el y fuimos poco a poco caminando hacia la zona centro.



Para cenar acudimos a la pizzería Montecarlo. Una de las mejor puntuadas también por esta zona y con muchos años de historia a sus espaldas. A modo resumen diría que el sitio tiene el encanto de un sitio tradicional de Roma, está lleno de mucha gente local pero también de muchos turistas. No es un sitio íntimo para una cena tranquila si no más bien un sitio trotero en que cenar una pizza cuando salen del trabajo, recoger algo rápido para cenar en casa…

La comida sin más, pizzas un poco sin hacer y para nada de las mejores. Entrantes normales, nada muy cuidado… el vino nos recomendó pedir el de la casa y no podía estar más malo. Y el servicio muy desagradable, críticos con los Españoles y maleducados.



Tras la cena estábamos agotados así que caminamos hasta el hotel dando un paseo. La verdad que merece la pena caminar porque todas las calles tienen encanto y siempre descubres un sitio nuevo por el camino. Todo es muy tranquilo y no hay zonas de desconfianza, creo que la más conflictiva puede ser Termini por la multitud de vagabundos que la frecuentan, pero la verdad que pasamos por ahí varias noches y aunque da algo de cosa, no tuvimos ningún problema.

DÍA 5

Hacía un día buenísimo de sol y calorcito. Desayunamos tranquilamente en una terraza junto a un puesto precioso de flores y fuimos caminando hasta el centro pasando por Coliseo. Encontramos un parquecito desde el que tomar una de las mejores fotos y desde esta zona si que es completamente sin nadie. Es justo frente a la parte trasera de Coliseo.





Más tarde subimos a un mirador que nos habían recomendado, el jardín de los naranjos, Giardino degli Aranci (Via di Santa Sabina, 00153 Roma) un sitio súper chulo desde el que puedes ver una panorámica preciosa de Roma.



Justo al lado está también otro punto con bastante interés turístuco: Orden de Malta (Piazza dei Cavalieri di Malta, 4, 00153 Roma) Cuando llegues no esperes ver ningún monumento, tan solo tendrás que mirar por una pequeña cerradura y sorprenderte con las vistas. El único indicador para saber que has llegado es una pequeña cola de curiosos en medio de la tranquila Piazza, que esperan a mirar por la cerradura de la puerta del Palacio del Aventino.

Más tarde fuimos caminando hacia plaza Pópolo para recoger algo de comer y acampar en uno de los parques más grandes de Roma, Villa Borghese. Un sitio para perderte, relajarte y pasar un rato agradable descansando. En este mismo parque podemos encontrar uno de los museos con más arte de todo Roma: Galleria Borghese . Para nosotros era visita obligada pero justo el día que quisimos visitarlo estaba cerrado y días antes también por la pascueta. Pero nos dijeron que era de los mejores y que las entradas era mejor cogerlas con antelación porque son muy limitadas.




Por la tarde acudimos a otra visita obligada. En la Iglesia de Santa María de la Victoria  podrás ver de forma gratuita la conocida obra de Bernini “El éxtasis de Santa Teresa” una de las obras maestras de la escultura del alto barroco Romano.

Continuamos el día viendo el atardecer en Piazza España, tomando algo fresquito en sus escaleras con magia y empapándonos del ambiente de la ciudad.



De camino a Trastevere, mi barrio favorito de Roma vimos una casa de alojamiento que nos pareció súper bien situada y muy chula. Lo dejo por aquí porque miramos precios por internet en el momento y apuntaba muy bien. Maison Giulia.



Tras dar muchas vueltas eligiendo el sitio para cenar que despediría nuestro viaje a Roma, terminamos en Taverna della Scala en la piazza della scala 19-21. Un lugar que nos sorprendió muchísimo y que casi puntuamos como el mejor restaurante en el que estuvimos en Roma. Pedimos pizza, pasta, unas especie de croquetas de arroz de entrantes y alcachofas cocinadas al estilo de la casa y fueron todas, elecciones perfectas. También tomamos vino de la toscana blanco dulce muy bueno. La verdad que muy recomendable. El precio 25€/persona aprox.


DÍA 6 >> TRANSLADO A FLORENCIA

Este día aprovechamos para madrugar, dejar las maletas recogidas en el hotel y tomar unas fotos más cuidadas en Plaza España. El ritmo de visitar la ciudad te obliga a ir con ropa y calzado cómodo por lo tanto reservamos esta mañana para tomar alguna instantánea chula para el recuerdo.
Os dejo los enlaces a estos post pinchando en cada una de las siguientes fotos.






No podía terminar este post sin comentar algo acerca del transporte público en Roma. Cuando visitamos la ciudad todo el mundo nos comentó que los revisores eran fantasmas que nunca aparecían a pedir los tickets. El autobús allí funciona diferente que en España. Tu primero debes comprar el billete en varios estancos o sitios autorizados y luego subir al autobús para validarlo. La verdad que solo lo usamos dos días y en estos días pudimos comprobar que la leyenda era una realidad… nadie validaba sus billetes porque nadie los llevaba y parecía no pasar nada hasta que en nuestro último viaje en bus camino de la estación pudimos ver como los revisores aparecían por el bus y acribillaban uno por uno a todas las personas sin billete. Por lo tanto, mucho cuidado con esto. Respecto a las multas no sabemos si serán una realidad o no pero realmente lo que allí estaba pasando no tenía nada de buena pinta. Por lo tanto, cuidado con Roma y los revisores porque existen y su actitud además es muy agresiva.

Por lo demás decir que Roma es una ciudad que nos ha enamorado. Que tiene un encanto especial y que recomendamos visitar tanto en la época de Primavera como en Otoño porque los últimos días nosotros pasamos mucho calo y era finales de Abril por lo tanto Julio y Agosto tiene que ser calentita calentita y para estar todo el día pateando quizás sea demasiado calor.


Consejos Generales:

Hostería à Sitio donde comer cosas diferentes de pasta y pizza. Comida casera y de temporada.
Vino à Vino de la casa, tinto o blanco son buenas propuestas para probar varios sabores.
Café o amaroà Si pides café tu tiempo en mesa será reducido… te despacharán rápido para meter a otros... sí pides la opción de Amaro (chupito) o licor digestivo, te da más tiempo para estar en la mesa.
Transporte público à Pilla tu billete y valídalo. Las multas son de 50 euros y sí hay revisores.
Camina à Vista la ciudad paseando y empápate de todos los lugares mágicos.
Iglesias à Aprovecha para entrar a cada una que veas, cada dos pasas te encuentras con una diferente y todas están llenas de mucho arte.
Tickets à Pilla los tickets desde casa y ahórrate pagar precios altos y colas.
Free Tourà Haz todos los que puedas, son una opción maravillosa para conocer todo de la mano de verdaderos profesionales y amantes de su ciudad.
Comida à Prueba cosas diferentes, a todos nos gusta la pizza, pero pide algún otro plato diferente y arriesga con los sabores.
Alquiler de coches à Mucho cuidado con esto. Todas las compañías exigen tarjeta de CRÉDITO y no de débito que es la que suele tenerse comúnmente para poder coger un vehículo. A nosotros esto nos fastidió la continuidad de nuestro viaje. Tras los cinco días en Roma teníamos pensado pasar otros cinco visitando la toscana y sus mágicos lugares y no pudimos hacerlo puesto que sin coche es una muy mala opción.